martes, junio 13, 2006

"La Leona Furiosa: El comienzo", interludio

Interludio: El Proyecto S

Phantom se encontraba de pie en medio de la gran sala circular. Los muros brillaban a su alrededor, recorridos por extrañas luces, al igual que el suelo. El líder de la Unidad Zan’Ei no tenía ojos para aquellas luces, sino para el trono casi en la sombra que se encontraba justo frente a él. Sentado en aquel trono se encontraba un Reploid de apariencia joven, aunque fuese un adulto en sí, vestido con una armadura azul. Se encontraba con las manos entrecruzadas, observando a Phantom con sus ojos rojizos.
El líder de la Unidad Shinobi se inclinó como muestra de cortesía.

- Zero… así que lo han devuelto a la vida… - decía el Reploid azul con una voz suave y algo infantil.
- Hai, X-sama. Es un gran luchador, sin lugar a dudas, pero una grave amenaza para Neo Arcadia. Sólo ha pasado una semana desde su resurección y ya se ha convertido en un serio problema. Este Zero ha destruido el centro de retiro de Irregulares y atacó uno de nuestros trenes de suministros. También extrajo del mismo un Ciberelfo de gran importancia.
- Lo sé, lo sé… Se discutió en la última reunión sobre la Crisis Energética – respondió X con aparente tranquilidad, cruzando los brazos y mirando hacia arriba -. Las investigaciones sobre energía alternativa se han paralizado debido a este incidente. Y eso me molesta demasiado… - miró de nuevo a Phantom -. Hacemos lo mejor para Neo Arcadia, encontrar una forma de acabar con la crisis de energía… Pero la Resistencia sigue golpeándonos, retrasando los intentos de terminar con su rebeldía y con la crisis. Y ahora Zero les está ayudando en esto.
- Cierto, X-sama… Pero tras todos estos incidentes, no podemos permitirnos ningún descuido. Hemos de estar preparados.
- ¿Qué quieres decir con ‘preparados’, Phantom?
- El mecaniloide Orochi ya ha sido enviado a una de nuestras centrales de energía. Está abandonada, pero aún es operativa. Y nuestros informes la califican como uno de los objetivos prioritarios de los rebeldes.
- Excelente. Como siempre, tu labor es impresionante, Phantom – X sonrió ampliamente y Phantom asintió, aún con expresión seria -. ¿Qué hay de los demás miembros de los Shitennou?
- Tras el fracaso de Aztec Falcon y el incidente del tren, Harpuia está aún más preocupado por las fuerzas aéreas y de seguridad. Algunos de sus agentes están haciendo lo que pueden en los muros exteriores de la ciudad.
- Harpuia siempre está tratando de enmendar sus fallos. Un buen chico, he de admitirlo… tal vez demasiado bueno, pero no debo culparlo de ello. ¿Y qué hay de Fefnir y Leviathan?
- Como sabrá, Fefnir y Anubis se están encargando del desierto cerca de las ruinas de la zona exterior de Neo Arcadia. Hay movimientos sospechosos desde hace varios días en aquella zona y se están encargando de su investigación.
- El desierto esconde muchos secretos… como aquel soldado de la Repliforce que encontraron hace algo más de dos meses…
- Hai, X-sama… Y finalmente, Leviathan ha dejado a Blizzack Staggroff al cargo de la base subterránea mientras ella trata de neutralizar el nuevo servidor informático de la Resistencia.
- Bien… ¿Y qué puedes decirme de nuestra pequeña leona?

Phantom no respondió tan rápidamente como antes. Dudó un poco, algo extraño en él, antes de poder contestar finalmente:
- La verdad es que Sekhmet está cumpliendo las expectativas, X-sama. Ella y Maha Ganeshariff han ido a recopilar la información que había en el antiguo laboratorio donde Zero había estado hibernando.

X no escuchaba con especial interés lo que decía Phantom. El Reploid ninja podía sentir que su maestro estaba cansado de escuchar cómo Sekhmet se desenvolvía en las misiones mejor como estratega, líder y espía que como guerrera. El hecho de que apenas hubiese ejercido como guerrera se debía a que, desde el comienzo de su segundo entrenamiento con Phantom hasta el despertar de Zero, Sekhmet había estado realizando varias misiones para la Unidad Zan’Ei, especialmente las relacionadas con extracción de datos.

Para el líder de la Unidad Shinobi, Sekhmet era una guerrera formidable. Tal vez no estuviera al nivel de los Shitennou, incluso tal vez estuviese por debajo del tal Zero, pero era de las mejores de Neo Arcadia. Y Phantom consideraba que era mejor que desarrollara otras habilidades aparte de las relacionadas con el combate, para conseguir así una agente equilibrada. Y éste había sido el verdadero propósito de ese segundo entrenamiento.
Pero a X todo eso de “mejorar otras habilidades” no le interesaba lo más mínimo. Desde el principio, el Proyecto S había sido destinado a crear un soldado de gran poder, una máquina de matar que acabara con los rebeldes sin apenas esfuerzo. Pero al final, el resultado fue una Reploid común con bastante poder, no una fuerza destructora que pudiera barrer la Resistencia de la faz de la Tierra. A pesar de la decepción inicial, lo que realmente interesaba a X era la misteriosa furia de la Reploid.
Aún interesado en sus habilidades de guerrera, X esperaba que Sekhmet se cansara de todas aquellas misiones y por fin luchara con auténtica furia frente a los soldados de la Resistencia… pero parecía que ocurriera todo lo contrario.

- Tengo cierta información sobre ella que podría interesarle, X-sama...

X abrió los ojos de pronto, sin ocultar la sorpresa ante las inesperadas palabras de Phantom. El Reploid ninja enseñó un pequeño disco. X pulsó un botón del trono cuando vio a Phantom con el disco y un proyector de hologramas salió del suelo, justo frente a Phantom. Insertó el disco en el proyector y procedió a encenderlo.
Un fino rayo de luz surgió del proyector, para luego ensancharse y comenzar a mostrar una imagen rotando sobre su eje. El holograma mostraba una imagen tridimensional de Sekhmet en diversos niveles: superficial, circuitería interna, especificaciones varias… para luego pasar a un holograma similar de su garra. Tras ello, las imágenes tridimensionales desaparecieron y fueron sustituidas por lo que parecían los planos de construcción de un Reploid. X leía con calma los nombres, números y códigos que aparecían.
Una sonrisa confiada apareció en su rostro cuando terminó de leerlo.
- Así que éste es el secreto tras el Proyecto S… - X se levantó del trono y rió -. Es aún más interesante de lo que creía. Lo que Grant ocultaba… era aquel viejo proyecto de los antiguos Irregulares confiscado hace décadas… el Proyecto Definitivo.

X caminó hacia el proyector de hologramas y miró a Phantom. Phantom parecía necesitar alguna explicación sobre lo que decía su maestro. Estaba claro que X sabía más de lo que él incluso, el maestro de los secretos en Neo Arcadia, sabía.
- El Dr Grant, como sabes, era el verdadero responsable del Proyecto S. Y nunca reveló nada sobre sus datos más importantes. Sí… de hecho, yo fui quien lo asignó a este proyecto. Incluso él fue quien le dio nombre. Proyecto S… Sekhmet… Sigma…
- El Proyecto Definitivo… Creía que tanto la versión obtenida por los Maverick Hunters como su segunda versión eran simples leyendas.
- Hay gente que incluso cree que yo soy una leyenda, Phantom… Y ahora ves que esto también es real. Un Proyecto Irregular... El Proyecto Definitivo fue desarrollado por Grigori Wisecloak para encontrar el guerrero Maverick perfecto - X volvió a mirar el proyector -. Esta información fue obtenida por los Maverick Hunters, pero nunca creí que podría ser utilizada. Es una información peligrosa… pero bien visto, provechosa. Sé cómo encargarme de esto, y el Dr Grant ha hecho un trabajo formidable, aunque nunca creería que partiría de esta base…

X sacó el disco del proyector y apagó el aparato. Se quedó mirando unos segundos el disco antes de volverse a Phantom.
- Ya que tengo la información necesaria, el científico nos es inútil.

Phantom sólo asintió, pero no entendía muy bien por qué debían deshacerse de aquel científico. Era cierto que el proyecto era de origen Maverick y eso suponía cierto riesgo, pero si Grant había hecho un gran trabajo para Neo Arcadia y Sekhmet no parecía ser una amenaza en sí, aparte de su ira (algo que Phantom pensaba que podría desaparecer con el tiempo), ¿qué sentido tenía entonces que X dijera aquello? El ninja lo encontraba raro, al igual que las órdenes más recientes de X… al igual de la actitud del líder de Neo Arcadia durante los últimos años, que de ser un pacifista convencido había pasado a dominar la ciudad-estado con mano dura.
Pero la lealtad de Phantom hacia X importaba más que sus propios pensamientos. No tenía más remedio que aceptar la decisión de X, le gustara o no.

De todos modos, había una pregunta a la que Phantom no encontraba respuesta:
- ¿Qué pasará con Sekhmet? Si supiera de esto, se rebelaría contra nosotros…
- Es leal a Neo Arcadia, ¡tendrá que aceptarlo! – en el tono de X se veía cierta rabia contenida ante las posibles dudas de Phantom hacia sus palabras -. Tú mismo le enseñaste a ser leal a esta sociedad, que la traición será castigada, ¿cierto? Grant, en cierta manera, es un traidor… Y sabe demasiado. No me gusta que ande suelto alguien que sabe demasiado… Nunca se sabe hacia dónde puede inclinarse su lealtad… Y ella debe comprenderlo. Debe comprender que da igual quien sea, un traidor es un traidor. Y por eso merece ser castigado.
Phantom se arrodilló frente a su maestro.
- No era mi intención dudar de su palabra, X-sama.
X sonrió de nuevo.
- Muy bien… Por cierto, nadie debe saber la relación entre los orígenes de Sekhmet y la “traición” de Grant. El Proyecto S… El Proyecto Definitivo… es un secreto que tú y yo guardaremos.

Phantom se levantó y volvió a inclinarse antes de abandonar la habitación. X volvió a su trono para seguir contemplando el disco. Dejó finalmente el disco en uno de los brazos del trono, y se sentó, con los brazos cruzados y aún sonriendo.
- Zero ha regresado, los secretos del Proyecto S han sido revelados… Las cosas están poniéndose más interesantes de lo que suponía. Me pregunto qué sera lo siguiente.
El Segundo Proyecto Definitivo… Sacmis… El X original luchó contra ella, pero parece que sobrevivió. ¿Volverá después de todo este tiempo?

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Vaya gilipollez

Fëadraug dijo...

¡Gracias por ese comentario tan lleno de ideas para mejorar! xD